lunes, 14 de septiembre de 2009

Galería de Tanques: SU-85

su85_3
Un trabajo de Fritz Lang para el BKPE

Tipo: cazacarros
Longitud: 8.15m (incluyendo el cañón)
Ancho: 3.00m
Alto: 2.45
Peso: 29.2 toneladas
Motor: 500hp V-2 Diesel
Velocidad máxima: 47 Km/h
Radio de acción: 400km en carretera y 200km campo a través
Armamento principal: cañón D-5S de 85mm
Armamento secundario: El Su-85 no incluía armamento secundario, la tripulación disparaba sus subfusiles a través de las troneras.
Tripulación: 4
Blindaje máximo: 45mm
Blindaje mínimo: 20mm
Ejemplares construidos: 2.050

Durante los primeros años de la guerra en Rusia, el ejército rojo contaba con carros medios y pesados capaces de enfrentarse y destruir cualquiera de los modelos presentes en el ejército alemán. Los carros de la serie KV y las primeras versiones del T-34 demostraron sus cualidades cuando fueron empleados con inteligencia y se dejaron atrás los días de despropósitos y errores del alto mando soviético.

En realidad el éxito del arma acorazada alemana en los primeros años de la guerra se debía más a la utilización conjunta de todas las armas que a la calidad individual de sus carros de combate.

su85_12

Cuando en el frente de Leningrado (1942) aparecieron los primeros modelos del Tiger I cundió la alarma en el ejército soviético, no contaban en sus arsenales con ningún arma capaz de atravesar la coraza del tanque alemán.

Los cañones instalados en el T-34 y el KV-1 solo podían destruir al Tiger a distancias muy cortas y prácticamente suicidas. En un principio, los rusos destruían el carro utilizando enjambres de carros que eran lanzados, junto con infantería de apoyo, para rodear al Panzer, acabando con el por superioridad numérica. La imagen de un Tiger destruido, y rodeado por varios carros rusos destruidos fue una estampa habitual en aquellos días.

Los estudios realizados en el primer ejemplar de Tiger I capturado llevaron al alto mando soviético a comprobar que los cañones instalados en los autopropulsados rusos de aquel tiempo, tipo Su-122(M-30), no podían utilizarse como armas anticarro. Su lenta cadencia de fuego y el hecho de ser un obús, y por tanto, un arma de tiro curvo, solo permitían la destrucción del carro alemán por impactos directos en la parte superior del mismo, un tiro de azar al bombardear una zona de terreno determinada.

su85_2

Los análisis realizados mostraron al ejército que solamente el AA-85mm (diseñado para la defensa antiaérea) y el A-19 (cañón de 122mm) podían atravesar el blindaje del Tiger. Se ordeno la adaptación del cañón AA-85 en el casco del Su-122 y la del cañón S-18 (inicialmente concebido para los carros KV) en otra serie de vehículos.

La transformación dio lugar a dos nuevos vehículos antitanque; el primero de los modelos fue denominado Su 85 I, prácticamente un Su-122 sin mejoras evidentes, solo las propias debidas al cambio de cañón, y el segundo, un modelo Su-122 con un nuevo frontal (Su-85 IV).

La adaptación del cañón S-18 dio tantos problemas que llevo prácticamente a diseñar un nuevo vehículo, cosa que fue rechazada por el ejército, ya que aumentaba el costo y complicaba mucho la producción a la industria militar.
Como medida temporal se decidió la instalación del cañón D-5S de 85mm a la espera que se resolvieran los problemas de adaptación y producción de los modelos anteriores.

Curiosamente esta adaptación provisional fue la que dio lugar al modelo definitivo, ya que con la instalación de un nuevo modelo de mira telescópica, la TSH-15, el carro estaba dispuesto a entrar en la cadena de producción. Al utilizar la mayoría de los componentes del T-34/76, el costo y tiempo de fabricación del carro disminuyó considerablemente y permitía que las tripulaciones de carros, habituadas al T-34, se adaptaran rápidamente a su manejo.

su85_14

Incluía 48 proyectiles antitanque, 1500 cartuchos para subfusil, 24 granadas tipo f-1 (granada tipo piña) y 5 granadas anticarro. El SU-85 no incluía ninguna ametralladora para la defensa antipersonal, la tripulación disponía en la parte frontal y laterales de troneras por las que podía abrir fuego con sus subfusiles, estas trampillas podían ser cerradas con spigots de forma cónica. Para la observación se incluía la cúpula de mando del T-34 y periscopios en el lado izquierdo y trasero.

El nuevo cazacarros se utilizó por primera vez en septiembre de 1943 durante el cruce del rio Dnieper. Desde el principio gozó de muy buena fama entre el ejército soviético, su excelente blindaje y su cañón, que permitía alcanzar objetivos a larga distancia, podían destruir Tigers y Panthers con relativa facilidad.

El Su-85 equipo también a los ejércitos checoslovacos y polacos durante las ofensivas finales de la guerra.

su85_1

Estuvo en producción hasta julio de 1944, cuando debía ser sustituido por el SU-100, algunos problemas con el nuevo cañón del SU-100 (equipaba un cañón anticarro de 100mm) hizo que algunos modelos de este recibieran el cañón de 85mm que había equipado al Su-85. Este modelo de transición recibió el nombre SU 85M, con un blindaje mayor y un compartimento de combate más amplio, estuvo en servicio hasta diciembre de 1944.

Varios proyectos para mejorar y desarrollar el SU-85 no pasaron de estudios y proyectos.

1 comentario:

  1. julio cesar camacho10 de julio de 2010, 23:03

    Realmente son imágenes hermosas. Sé que la guerra es terrible, pero ¡como me hubiera gustado estar en la campaña rusa en 1941, en el comienzo de la invasión!
    De corazón agradezco estos videos.

    ResponderEliminar