jueves, 6 de agosto de 2009

Galería de Tanques: Sherman "Firefly"

Sherman_Firefly01


Un trabajo de Fritz Lang para el BKPE

Diseñado: 1943 - 1944
Producido: Enero 1944 - Mayo 1945 (126 -132 tanques/mes)
Tipo: Tanque medio
Unidades: 2.139 - 2.239
Peso; 36 toneladas (33 toneladas)
Longitud: 19 pies 4 en (5,89 m)
Anchura: 9 pies (2,75 m)
Altura: 8 pies 7 en (2,62 m)
Tripulación: 4 (comandante, artillero, cargador y la radio-operador, conductor)
Blindaje: 89 mm (torreta frontal)
Armamento principal: cañón OQF 17 PDR (76,2 mm) 77 disparos
Armamento secundario: ametralladora Browning M2 (12,7 mm) Browning M1919 ametralladora (7,62 mm) coaxial 5000 cartuchos
Motor: Chrysler (5 x línea-6) de gasolina 425 hp 425 CV
Potencia / peso: 11,8 CV / tonelada
Suspensión: Coil spring
Radio de acción: 201 Km (por carretera) - 145 Km (por el campo)
Velocidad: 40 km / h
Combustible: 604 litros

A pesar de que Gran Bretaña fue la nación que inventó el carro de combate durante la primera Guerra Mundial y que, durante el período de entreguerra sus militares idearon los conceptos que, más tarde ,los alemanes utilizarían en su Guerra Relámpago, se encontraban un poco atrasados en el combate de blindados.

Al principio del conflicto, sus carros de combate, tanto por concepto como por diseño, se encontraban bastante desfasados respecto a sus adversarios germanos. La llegada de material americano, bajo la Ley de Préstamo y Arriendo, supuso un alivio para el ejercito británico, pero la llegada al frente durante las ofensivas del 42 y 43 de los nuevos desarrollos del Pzkpfw IV y del nuevo Tiger I, volvió a decantar la balanza del lado de las fuerzas del Eje.

Para remediar esta situación, comenzaron los estudios y desarrollos de un nuevo cañón de 17 libras y un carro capaz de soportar esta arma en combate y enfrentarse a los colosos enemigos cara a cara, abandonando por completo el concepto del carro como apoyo a la infanteria. Durante el verano de 1943 se barajaron varios proyectos de entre los nuevos diseños en desarrollo: el A29, el Cromwell, El Comet y el Centurión, un carro que solo llegaría al frente en 1945, pero que daría lugar a toda una serie de excelentes diseños de postguerra.

Sherman_Firefly02

Después de descartar diseños como el A29 o el A30, se decidió por fin, después de algunas reticencias, utilizar el Sherman como base para el nuevo cañón anti-tanque de 17 libras. Para conseguir su objetivo, los ingenieros recortaron los cilindros de retroceso y alargaron la longitud del cañón para asegurar la pieza.En la torreta se añadió una nueva escotilla que aseguraba la rápida evacuación del carro por parte del artillero y, además, permitía un rápido abastecimiento de municiones.Para evitar más problemas, se alargó la torre y se le colocó en la parte trasera una caja blindada para contener la radio.

El cañón anti-tanque inglés Royal Ordnance 17 libras era un arma formidable. Podía penetrar blindajes de hasta 172mm a distancias de 914 m, suficiente como para penetrar el blindaje del mantelete del cañón de Tiger I, como se demostró posteriormente en Francia. Fue dotado de 5 tipos diferentes de munición, entre los cuales destacaba los proyectiles de alta velocidad APDS-SV, con esta munición, los Sherman "Firefly" eran superiores al Panther, Tiger e incluso al tanque King Tiger. A distancias normales de combate, el "Firefly" con APDS-SV podía penetrar el blindaje de un Tiger I desde cualquier dirección.

Sherman_Firefly03

A partir del 6 de enero de 1944 se pidieron 2100 ejemplares a cuatro fabricantes que suministrarían al ejercito británico y a las unidades polacas y canadienses: Woolwich And Hayes en Londres, Radcliffe en Manchester y Nottingham.Este pedido serviría para remediar la carencia de los nuevos carros en proyecto y desarrollo, el día D se acercaba y el "Firefly" fue la solución ideal al problema.

Dependiendo del frente, italiano o el occidental, el tanque fue utilizado de forma diferente. En el frente italiano, donde no abundaban los combates de carros, el "Firefly" fue utilizado un poco como hacían los alemanes con sus Tigers, agrupados en unidades especiales que se enviaban según las necesidades de las tropas aliadas.

Hay que recordar, por eso, que la presencia del carro en este frente fue menor, ya que se daba prioridad al segundo frente por encima de todo. Solo a finales del 44, cuando los aliados fueron acercándose a la "Linea Gótica" y en occidente se empezaron a recibir nuevos carros, no fueron transferidos a la zona.

Sherman_Firefly04

En el frente occidental, en el que los Tigers y los Panthers abundaban como setas, se decidió que toda unidad de carros contara con un pelotón de "Fireflys". Esta disposición, combinada con nuevos diseños de munición y con el absoluto dominio del cielo, permitió a los británicos combatir con garantías en los primeros meses de la invasión frente a los carros pesados alemanes.

El Sherman "Firefly" alcanzó fama especial porque uno de ellos acabó con el as alemán Michael Wittmann y su Tiger I No 007 en Saint Aignan (Francia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario